creative-brain

Detrás del Gen Innovador


Nathalia García Lesmes
Revista Gerente

Nota tomada de Revista Gerente.
Ver en el sitio web.


Las plataformas digitales y la tecnología son un aliado para que las empresas innoven, pero muchas veces más innovadora que la herramienta misma es la idea que va detrás. Por eso aunque las startups tienen un componente tecnológico desde su concepción, el ADN considerado como innovador está anclado más bien a una forma de pensar distinto.

CADA VEZ MÁS LAS COMPAÑÍAS DE DISTINTOS SECTORES DE LA ECONOMÍA ESTÁN TRANSITANDO CAMINOS PARA DIVERSIFICARSE Y ADAPTARSE, NO OBSTANTE, hay empresas que desde su nacimiento tenían integrado el gen innovador, especialmente las de tecnología por las dinámicas de cambio en las que están inmersas.

De acuerdo con Santiago Amador, director de la Maestría en Innovación de Areandina, las startups requieren de procesos que son o se parecen mucho a los procesos de modelos innovadores, y aunque algunas puedan salirse de ese patrón, no es lo usual

“Por ejemplo, parten del estudio riguroso de necesidades del cliente (pain points), generan de manera rápida prototipos o hipótesis que van ajustando en la marcha y consideran su productos o servicios como prototipos eternos que buscan mejorar en la marcha”, señala

Por otro lado, si bien gran parte de las soluciones innovadoras incluyen tecnología, no siempre al hablar de tecnología estamos hablando de innovación.

De hecho, “muchos de los jugadores en el sector de la tecnología solo repiten modelos tradicionales que aun funcionan, aunque tiendan a desaparecer, pero generan oportunidades de negocio todavía y que se seguirán explotando hasta que sean totalmente obsoletas”, señala 2NV, compañía que acompaña a otras empresas en sus procesos para generar valor con base en la innovación.

A pesar de que la creatividad que desarrollan para hallar soluciones las pueden volver compañías resilientes, las empresas de tecnología y las startups enfrentan el reto de la sostenibilidad financiera. “No solo es tener la idea de innovación, sino poderla llevar a cabo mediante un modelo financiero de crecimiento, en el que se busque financiación y/o de inversión que lo lleve a ser exitoso a través del tiempo”, agrega 2NV.

Por eso, entidades como iNNpulsa, el Ministerio Cultura, MinCiencias, Colombia Productiva, Bancoldex y las Cámaras de Comercio a través de plataformas de crowdfunding ofrecen líneas especiales de financiación, incluso no reembolsables para emprendedores.